viernes, 2 de septiembre de 2011

Las retiradas de excedentes frutícolas finalizan en el Bajo Cinca


Durante el mes de agosto, se han destinado a la producción de composta algo más de un millón de kilos de fruta bajocinqueña.


Las retiradas de excedentes frutícolas emprendidas este mes de agosto en el Bajo Cinca con el objetivo de eliminar producto del mercado y conseguir así un repunte en los precios de la fruta dulce no continuarán durante el mes de septiembre. Así lo ha comunicado hoy Juan José Orríes, director de MercoFraga -el mercado de frutas en origen de la capital del Bajo Cinca- tras convenirlo con los responsables de las nueve organizaciones de productores de frutas y hortalizas que funcionan en la comarca. En total, las retiradas han sido cuatro y han afectado a poco más de un millón de kilos de fruta –melocotones y nectarinas, mayoritariamente- que se han destinado a la elaboración de compost en la planta que, para tal fin, funciona en la bajocinqueña localidad de Zaidín. "Tras analizar la situación, se ha decidido no proseguir con las retiradas, ya que se entiende que se han alcanzado unos precios de comercialización aceptables y el mercado debe poder absorber la producción". La campaña encara su recta final en este mes de septiembre, ya que queda por recoger en torno a un 10% de la producción total. Los precios para calibres medios oscilan ahora, apunta Orríes, entre los 30 y 40 céntimos gracias al repunte que, desde que se iniciaron las retiradas de fruta, se ha producido. Cuando éstas se iniciaron, las frutas de mayor presencia y calidad –calibre 70 y sobre los 180 gramos de peso- se vendían a entre 20 y 25 céntimos, un importe que no llegaba ni siquiera a cubrir los costes de producción, que en la zona del Bajo Cinca se sitúan, apunta Orríes, entre 28 y 30 céntimos. El repunte, además de a las retiradas que se han realizado, debe vincularse con factores tales como las elevadas temperaturas de agosto, que favorecen el consumo de fruta dulce. Las causas de la situación dada este año, que ha hecho de la que ahora encara su recta final una de las peores campañas frutícolas del Bajo Cinca en años, son también diversas: "Los condicionantes negativos se han sumado. Por un lado, ha habido mucha producción aquí, en torno a un 30% más que otros años, las temperaturas en toda Europa han sido muy bajas durante el mes de julio, lo que no ha propiciado el consumo y además, al principio de campaña se dio el episodio de la bacteria E-Coli con su consiguiente efecto negativo para los productos españoles. Todo ello se ha unido para desatar una suerte de tormenta perfecta que ha llevado al sector a una situación muy compleja", indica el director de MercoFraga.

A partir de ahora, apunta Orríes, "se impone la reflexión" para poder con ello afrontar eventualidades similares que puedan presentarse en años venideros de maneras más beneficiosas para los productores y la sociedad en su conjunto: "Así es, y desde MercoFraga debemos liderar esa reflexión". Entre las propuestas que desde el Ayuntamiento de Fraga se han formulado cara a próximas campañas, figura el destinar eventuales excedentes futuros no al compostaje si no a la producción de zumos destinados a bancos de alimentos. Con ello, se considera desde la Delegación de Agricultura del Ayuntamiento de Fraga, se podría conseguir que los 26 céntimos asignados según el acuerdo adoptado por el Comité de Gestión del melocotón y la nectarina en el seno de la Comisión Europea en Bruselas el 29 de julio, para cada kilo retirado quedase íntegro para el productor. La cantidad se gestionan dentro de los Fondos y Programas Operativos de las organizaciones de productores, pero si el excedente se destina al compostaje como este año, el productor debe cofinanciar la retirada al 50%, con lo que sólo obtiene por cada kilo de fruta retirado 11 céntimos, una cantidad que queda muy lejos del coste de producción.

--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión



No hay comentarios: