miércoles, 11 de mayo de 2011

Fraga instala los contenedores de ropa usada de Cáritas


 
Los contenedores ya están instalados en distintos puntos de la ciudad.

La localidad oscense contará con varios contenedores repartidos por la ciudad para que los ciudadanos puedan depositar su ropa.


El Ayuntamiento de Fraga y Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón han instalado ya los tres primeros contenedores de recogida de ropa usada con que contará la Ciudad de Fraga gracias al convenio que rubricaron el Alcalde José Luis Moret y Valentín Ledesma, director de la citada organización, el pasado 27 de Abril. Dicho acuerdo ha permitido que Fraga se convierta en la primera población de la diócesis en la que se activa un servicio de este tipo. "Empezamos aquí, hemos tenido una buena acogida del Ayuntamiento y creemos que con este sistema se recogerá más ropa", apuntó Ledesma el pasado día 27. "Los primeros contenedores llegaron la semana pasada y el resto lo harán en los próximos días. La idea es colocar dos contenedores en el Casco Histórico y cuatro en Las Afueras", apunta Amadeo Sampietro, concejal delegado de Servicios.

Los tres primeros contenedores se han ubicado en el Paseo Barrón-Segoñé, la Avenida de Madrid y la Avenida de Aragón. El resto se instalarán en la Avenida Reyes Católicos y en otros dos enclaves del barrio Las Afueras, en concreto las calles Huesca y Ontiñena. Los contenedores, de color naranja y gran volumen, incluyen un sistema de seguridad que permite depositar la ropa pero no acceder a ella. Cáritas Diocesana comercializa desde hace tiempo ropa usada a precios muy económicos en su red de tiendas previa recogida, reciclaje y tratamiento de la misma. Las piezas que no sirven para vestir se valorizan de otras maneras, como la fabricación de borra. "Hay una selección, un repasado, lavado y planchado. En la primera selección se escoge la ropa que se puede vender. El resto se destina a trapos para la industria y el resto se entrega a una empresa valenciana que la lleva a países del Tercer Mundo", explica Ledesma. Amadeo Sampietro, concejal delegado de servicios, explica que se trata de un paso más allá en la labor que desarrolla Cáritas: "Ahora se hace con los contenedores, pero mediante sus tiendas, Cáritas realizaba ya una labor similar". El convenio rubricado con el Ayuntamiento de Fraga es posible gracias al acuerdo que Cáritas Diocesana ha rubricado con la empresa Troballes, vinculada a Cáritas Lleida y gestora en esta población catalana de un sistema similar al que ahora se pone en marcha en la capital bajocinqueña. "Nos lo propusieron ellos al ver cómo funcionaba en Lleida", dice el máximo responsable de Cáritas en la Diócesis. Moret y Ledesma destacan también la importancia de un acuerdo que permite crear empleo –Cáritas lo cuantifica en dos puestos de trabajo en la Diócesis- y hacer posible un tratamiento más eficiente de la ropa usada, que no deja de ser un residuo urbano. "Comenzamos esta legislatura con el soterramiento de contenedores y hoy tenemos casi la mitad de los contenedores de la Ciudad soterrados. Luego se dispuso un sistema de recogida, también mediante contenedores, de aceite vegetal usado que está funcionando muy bien. Ahora lo hacemos con la ropa, y de la mano de Cáritas, a quien agradezco su actitud y aptitud. Estoy convencido de que los fragatinos responderán como saben", ha apuntado José Luis Moret.


No hay comentarios: