martes, 27 de julio de 2010

Plan de la Minería: 32 solicitudes de pequeños proyectos empresariales

 


 

Estos proyectos Mini-Miner Plantean la creación de 43 puestos de trabajo y una inversión global de 9,3 millones de euros

La Comunidad Autónoma de Aragón es una de las que más solicitudes ha presentado a la nueva línea del Plan de la Minería (coloquialmente, línea Mini-Miner) destinada a apoyar los pequeños proyectos empresariales que se instalen o amplíen en municipios mineros y limítrofes. Desde que el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón y el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC) presentaran el pasado mes de febrero esta nueva línea de ayudas dispuesta por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el Instituto Aragonés de Fomento ha desarrollado una amplia labor de promoción de esta convocatoria en distintas áreas mineras de la Comunidad.
 
Fruto de este esfuerzo por dar a conocer las posibilidades de esta nueva herramienta de apoyo a la inversión empresarial se han presentado 45 solicitudes, de las que un análisis inicial por parte del IRMC ha dejado 32 proyectos evaluables que plantean una inversión de 9,3 millones de euros y la creación de 43 puestos de trabajo, de los que 11 serán femeninos. Por localidades, 10 proyectos son de Fraga, 6 de Andorra, 3 de Alcañiz, 2 de Aguaviva, 2 de Alcorisa y 1 de Estercuel, Mas de las Matas, Foz-Calanda, Mequinenza, Utrillas, Caspe, Híjar, Aliaga y La Ginebrosa. La localidad donde más solicitudes hay es Fraga (Huesca), con 10 proyectos que plantean la creación de 14 nuevos puestos de trabajo y una inversión de 2 millones de euros.
 
Esta nueva convocatoria anual complementa a la línea habitual de proyectos empresariales del Plan de la Minería que seguirá convocándose cada año- y está destinada a pequeños proyectos de los ámbitos industrial, turístico o formativo entre otros que puedan instalarse en 87 localidades de la Comunidad Autónoma (las mismas 87 del Plan de la Minería: 2 en Huesca, 6 en Zaragoza y 79 en Teruel).
 
Tiene un presupuesto total de 15 millones de euros para todo el país y el objetivo de promover la localización de proyectos de inversión empresarial en las zonas de la minería del carbón y su entorno con el fin último de generar actividades económicas alternativas y la consiguiente creación de nuevos puestos de trabajo. Se trata de ayudas a fondo perdido a las que pueden acogerse empresas privadas, cooperativas o cualquier otra forma de asociación laboral, así como los trabajadores autónomos con un proyecto de inversión.
 
El destino ideal de estas ayudas son los pequeños proyectos, ya que plantean requisitos menores que las tradicionales del MINER. Así, la creación de empleo mínima para optar a estas ayudas es de un puesto de trabajo que los beneficiarios deberán mantener durante al menos tres años- y la inversión mínima es de 30.000 euros para trabajadores autónomos o  120.000 euros para empresas y otras asociaciones laborales, lo que las hace ideales para el autoempleo o la ampliación de pequeños negocios ya existentes. Además, la ayuda máxima por empresa se limita a 200.000 euros y se han ampliado los sectores subvencionables, dando entrada a actividades no industriales como centros de formación o empresas de servicios.


La gestión de las ayudas se hace de forma coordinada entre el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio a través del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras y el Instituto Aragonés de Fomento como organismo colaborador en la Comunidad Autónoma de Aragón.
 
Por otra parte y tras cerrarse la convocatoria MINER 2010 (línea de ayudas tradicional a proyectos empresariales del Plan de la Minería) el pasado 18 de mayo, 25 proyectos se han presentado en la Comunidad Autónoma de Aragón. Están siendo objeto de análisis ahora por parte del IRMC, con el fin de determinar los que serán finalmente subvencionables.
 

domingo, 25 de julio de 2010

El nuevo edificio de juzgados de Fraga entra en funcionamiento

 


 

Se ubica entre las calles Avenida de Los Hondos y la calle Alcabón
 
El Gobierno de Aragón ha invertido cerca de 3,3 millones de euros en la construcción y equipamiento del inmueble
 

Las nuevas instalaciones de los Juzgados de Fraga ya se encuentran operativas tras el traslado efectuado del antiguo edificio, ubicado en la avenida Reyes Católicos 24, que acogía  hasta ahora la actividad judicial.  Este nuevo inmueble, que alberga  los órganos judiciales de Fraga, se ubica entre las calles Avenida de Los Hondos, y  la calle Alcabón, s/n,  en un solar cedido por el Ayuntamiento de la población, con una superficie  de 2.182 metros cuadrados, próximo a la carretera de Huesca, en una zona de expansión urbana. En él está prevista la ubicación del segundo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción.
 
El Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del  Gobierno de Aragón ha invertido más de 3,1 millones de euros en su construcción. Asimismo, se ha invertido  más de 126.000 euros en la adquisición del mobiliario y accesorios como mesas, armarios, cajoneras, sillas, bancadas o estanterías.  A lo que hay que añadir más de 32.000 euros para dotar a las nuevas instalaciones de los recursos informáticos y de nuevas tecnologías necesarios como pcs, impresoras, fotocopiadoras o el sistema de grabación digital para las sala de vistas, todo con el objetivo de modernizar la Administración de Justicia y de mejorar el servicio público al ciudadano.
 
El inmueble cuenta con una superficie total construída de 2.249 metros cuadrados con tres plantas: un semisótano y planta baja de 1.017 metros cuadrados cada una, y una primera de 214 metros. La planta semisótano alberga estacionamientos de vehículos, área de detenidos, archivo e instalaciones; en la planta baja se ubican dos juzgados compuestos cada uno por juez, secretario y funcionarios y dispone de una sala de vistas, quedando dos espacios de reserva iguales para otras dos más, fiscal, área forense, abogados y procuradores. La primera planta del edificio queda como espacio de reserva, quedando terminado pero sin compartimentar. Su exterior es de ladrillo caravista y dispone de una instalación solar para el suministro de agua caliente con el fin de favorecer el ahorro energético.
 
Unas instalaciones, que se enmarcan en el programa de mejora de infraestructuras judiciales del Ejecutivo autónomo, con las que se ha resuelto  la situación de falta de espacio en la que se encontraban los juzgados de Fraga. Además con el nuevo inmueble se ha mejorado las condiciones de los  trabajadores al servicio de la Administración de Justicia. Las obras se iniciaron el pasado  18 de noviembre de 2008 con un proyecto elaborado por el Ministerio de Justicia que, después, ha sido modificado por el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior cuando asumió las competencias en la materia y en el que se tuvo en cuenta la posible entrada en funcionamiento de nuevos juzgados, hecho que se ha confirmado con la aprobación recientemente por el Consejo de Ministros  del Segundo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción del Juzgado de Fraga.

En www.aragonliberal.es

martes, 20 de julio de 2010

Se destinan 250.000 euros para la construcción de la sede centralizada de la Comarca del Bajo Cinca/ Baix Cinca

 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la celebración de un convenio de colaboración entre el Departamento de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón y la Comarca del Bajo Cinca/ Baix Cinca para la restauración de un inmueble como sede centralizada de la entidad.

En virtud de este convenio, el Ejecutivo autónomo, con cargo al Programa de Política Territorial, destinará 250.000 euros para la restauración del edificio que albergaba el antiguo Centro de Salud de Fraga, ubicado en la calle Manuel Alabart, 23. Este inmueble ha sido cedido por el Gobierno de Aragón por espacio de 30 años para destinarlo a sede centralizada de la Comarca.
 

Hasta ahora esta entidad local desarrollaba su actividad administrativa de sus diversas áreas  en cuatro locales diferentes, dos de ellos arrendados y otros dos de titularidad municipal. Así con la construcción de la nueva sede se pone fin a esta dispersión y se mejora el servicio que se ofrece al ciudadano.
 

Con este proyecto de reforma se pretende dotar al inmueble de las adecuadas condiciones de accesibilidad para facilitar tanto la organización interna como la atención al ciudadano. El coste total de la obra asciende a 2.106.628 euros. La propia Comarca será la encargada de la contratación, adjudicación y ejecución de las inversiones.

 En www.aragonliberal.es